Reclamación amistosa de accidentes laborales de tráfico

La sanidad pública en España es universal y gratuita. Es frecuente que con coberturas sencillas, el coste de la rehabilitación quede fuera.Cuando se trata de la sanidad pública, si se sobrepasan los límites el hospital podría pasar la factura al paciente pero, en la práctica, no suele hacerlo. Accidentes Cuando hablamos de accidentes siempre solemos pensar en los de tráfico, pero cualquier actividad que hacemos comporta un riesgo, incluso la más trivial. Imaginate una de estas situaciones: Vas de viaje y tu hijo se pone a correr por el vestíbulo de la estación. En este caso, la victima sigue recibiendo tratamiento médico para curarse de las secuelas de las lesiones sufridas en el accidente.

Aquí hay que tener en cuenta lo siguiente: los días de baja impeditiva no tienen nada que ver con los días de baja laboral. En España la primera causa de muertes por accidentes de trabajo es el accidente de tráfico. ¿Qué es un ALT? Un Accidente Laboral de Tráfico es aquel que sufre un trabajador por cuenta ajena durante su jornada de trabajo, o bien en la incorporación de camino o de retorno del centro de trabajo. Pero no todos los percances se producen en el trayecto, sino que pueden suceder antes, durante e incluso después de salir del trabajo. Incluyendo nuevos conceptos: lucro cesante, gastos sanitarios futuros, etc.) Diferencia: + 400.000 euros Porcentaje de diferencia: +114 % Bebé de un año queda tetrapléjico.

Baremo actual: 1.300.000 euros (máximo) Futuro baremo: 3.500.000 euros (máximo. etc. En estos casos, haga constar que se han producido estos daños en la declaración de accidente o en la denuncia y conserve tanto los objetos deteriorados como las facturas de adquisición de los nuevos. Finalmente, también puede solicitar el abono de los gastos realizados a consecuencia del accidente, por ejemplo, los desplazamientos, el alquiler de otro vehículo mientras dura la reparación… Por eso le aconsejo que, si tiene algún problema, acuda a un abogado experto antes de que sea demasiado tarde.

El cálculo de las indemnizaciones por accidentes de tráfico es todo un mundo, para ello, se aplican los baremos, unas tablas de puntos que establece la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones cada año y que permiten calcular las cuantías de las indemnizaciones, entonces, podríamos cometer el fallo de pensar que, siendo así, es fácil calcular la indemnización máxima que puedo cobrar, ¡ERROR!, este es uno de los errores que cometen más frecuentemente los accidentados, creer que todo está en esas tablas o pero aún, confiar en lo que nos dice y ofrece la aseguradora de nuestro coche (o la del contrario si lo hay)… Las tablas del baremo son un mero instrumento que necesita unas manos expertas para su manejo, por eso, vuestra primera, por no decir única opción, debería ser elegir un abogado especialista en accidentes, como los que aquí recomiendo u otros, me da igual, con tal de que este especializado en esto y no sea alguien a sueldo de las compañías, porque, evidentemente, defenderán los intereses de estas por encima de los vuestros…

La respuesta a la pregunta es que no hay un tope máximo por una indemnización de esguince cervical, esta será mayor o menor, según las lesiones que suframos, secuelas y la capacitación de nuestro abogado para defender bien nuestros derechos… Hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de efectuar el cálculo, como por ejemplo, que actividades hacíamos antes de sufrirlo y cuales dejamos de hacer, temporal o definitivamente, nuestros ingresos, la rehabilitación que necesitemos, si tenemos que reformar algo en casa, etc, etc. Algunos ejemplos de indemnizaciones Cada caso es un mundo, por lo que podríamos poner miles de casos de ejemplo, de personas que han sufrido un golpe por detrás que les ha dejado un fuerte latigazo cervical o un esguince y que han percibido distintas cuantías, pero, en casos leves, lo normal sería estar en torno a 800 o 1.000 euros de indemnización, dependiendo si ha habido baja laboral o no, secuelas, etc, en casos más graves, estas podrían superar los 10.000 o 12.000 euros, entre medias, hay una gran cantidad de factores que pueden determinar la cuantía máxima a percibir y que, claro está, los abogados especialistas en accidentes son quienes mejor conocen.

¿Cuando se tiene derecho a percibir indemnizacion por accidente? En caso de ser víctima de un accidente de tráfico, accidente en un comercio o accidente laboral, cuando existe un tercero responsable civil o penal: La Ley establece que los daños y perjuicios causados directa o indirectamente por terceros deben ser reparados mediante una indemnización que contemple la incapacidad temporal (tiempo de curación) o permanente, secuelas producidas por las lesiones, daños materiales, gastos médicos y perjuicio ecónomico.

¿Cual es el plazo para realizar una reclamación en caso de accidente? El plazo legal es de 6 meses en caso optar por la vía penal y 12 meses en vía civil y Administrativa. Indemnizaciones por incapacidad temporal. Tabla VI. El “atestado” constituye una prueba fundamental para determinar quién ha sido el responsable. Otro supuesto de este tipo es el que sucede en el trayecto del trabajador de su casa a su puesto de trabajo y a la inversa, denominado accidente in itinere. Pues bien, cuando sufrimos un accidente de tráfico y estamos trabajando, nos encontramos en una situación de incapacidad laboral en la que los efectos según el tipo de accidente son diferentes. coche accidentado

Si hemos sufrido un accidente de tráfico no laboral, y nos encontramos trabajando en una empresa mediante contrato laboral, la baja la dará el Servicio Público de Salud (acudiendo a nuestro médico de cabecera o bien las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social). El abogado será el responsable de defenderle en el procedimiento judicial para que usted pueda conseguir la máxima indemnización por su accidente de tráfico. (Ver en PDF) ANEXO I. El texto refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, aprobado por Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, establece que anualmente, con efectos de primero de enero de cada año, deberán actualizarse las cuantías indemnizatorias que se recogen en el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación y, en su defecto, quedarán automáticamente actualizadas en el porcentaje del índice general de precios al consumo correspondiente al año natural inmediatamente anterior.